sábado, 6 de octubre de 2012

Mi primer monólogo: Un beso



-El cuarto de un chico que le gusta crear, reciclar y leer, se pueden ver un marco de fotos y afiches de barcos, aviones e islas fantásticas  un montón de libros sobre la cama y al rincón del cuarto una estructura cuadricular de unos 2 metros con un circulo en el centro como un trabajo aún por terminar.-

-Llega y después de deambular pensativo en su cuarto, inicia la historia frente al espejo-

Tengo un par de libros, son pocos, pero todos son especiales, me he enamorado, he luchado con vampiros, he viajado a la época colonial, he estado en barcos y aviones, y he visto a un retrato envejecer...pero siempre regreso al mismo, a ese que lleva "Orgullo" en el titulo, soy un romántico y siempre lo seré.

-piensa- y se torna un poco melancólico-

Mi realidad es tan distinta, sigo encerrado en estas 4 paredes que no dicen nada, casi no tengo amigos y jamas me han besado.... Intente cambiar muchas veces pero soy un bobo en esto de socializar, mis nervios me superan en cuanto veo el rostro de las personas esperando que les diga hola.

-Con una sonrisa picara recuerda un suceso-

Hace una semana algo cambio, decidí salir y cometer errores, hay demasiados jóvenes que encuentran el amor en momentos inesperados, en una borrachera, una noche  de antro, en un bar, en las sabanas de algún hotel... salí y lo intente, en verdad que lo intente, pero pues no entre a ningún antro, ni a un bar y mucho menos a un hotel; Allí estaba en una plaza a las 10 de la noche, -comenta al publico- esa hora es tarde para mi.

Entonces llegó, allí, bajo la luz de la luna y de esa luz publica centelleante, lo veía venir y me sonrió, comenzó diciendome que había tenido un día laboral estresante, mientras que pensaba en mis adentros,"Supongo que siempre a hablara con extraños", inmediatamente se dio cuenta que era un chico de pocas palabras,(silencio) "Entonces tendrás que escucharme" -imitando su voz- Tenía la voz suave y note su impresionante personalidad aunque era un auxiliar contable...mientras hablaba dije abruptamente mi nombre en voz alta, Solo sonrió y me dijo que no debía estar nervioso, me dijo su nombre y me cuestiono del porque de mi estancia en esa banca, reitero que no parecía  un chico que fuera aventurero y que no me había visto antes por esos rumbos,- al publico- pasaban por el en ese lugar después del trabajo, le comente mi historia de esa noche; Por fin alguien me escuchaba y se reía de mis tonterías,  esa noche...fue la primera vez que alguien me dijo que quería volverme a ver.

-AL espejo-  Una cita!! tenemos una cita...nuestra primera cita y ¿sabes algo? creo que debo dejar de platicar contigo, me tomará como loco si me ve haciendo esto. -guiñe al espejo-

Solo espero que esta noche, sea la noche de...-suspiro- un beso.

-Tocan a la puerta- Se nota le emoción y la practica para controlar lo que siente-

-abre la puerta- nervioso y lentamente-.


Hola -con una mega sonrisa-

¿Son para mi?

-cierra la puerta-

FIN.

2 comentarios:

  1. No esta mal pero no es un monólogo sino un relato corto. Los monólogos son todo diálogo :)

    La duda que me queda es ¿cuanto hay de ti en la historia?

    Un beso (para el protagonista)

    ResponderEliminar
  2. Interesante pregunta, es uno de esos pensamientos largos que tiene uno antes de dormir...(lo que uno desea que sucediera) y bueno lo estoy preparando para que sea un monólogo, una tarea de teatro .-. pero gracias en serio gracias :)

    Retroalimentación ;)

    ResponderEliminar