domingo, 1 de junio de 2014

Despedirnos cuando más lleno de ti estaba...no sé si pueda.



Despedirnos en el momento justo de la creación,
cuando el contacto es mutuo y las palabras sobran,
despedirnos y decir solo adiós no es suficiente,
la realidad del momento es simplemente injusta,
pronunciar lo inevitable...paseo inexplicable de silencios,
senderos de miradas indecisas, 
confusión ingenua de un tonto, patético, masoquista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario